Somalia se muere.

By 0 Comment

somaliaNuestro partido  no puede quedar impasible ante la tragedia humanitaria de la hambruna que azota a Somalia y países limítrofes.

Consideramos que, lo que están sufriendo aquellos seres humanos, desde nuestra concepción de lahumanidad y de la sociedad, es como si le estuviese pasando a gente “de la nuestra”.

Por eso, a las instituciones y a todos los ciudadanos elevamos nuestra voz –que quiere ser la de aquellos cientos de miles de personas que son silenciadas- para
reclamar:

1. Que los Gobiernos de nuestro país y de nuestra Comunidad Autónoma redoblen sus esfuerzos paraincrementar la ayuda humanitaria y el esfuerzo en cooperación para aliviar y garantizar la alimentación y seguridad en los campos de refugiados.
2. Que nuestros Gobiernos impulsen desde las instituciones competentes de la Unión Europea y Naciones Unidas el acuerdo y la iniciativa necesarios para resolver la situación de estado fallido de Somalia.
3. Que nuestros Gobiernos relancen la propuesta de Naciones Unidas para hacer realidad la erradicación de la muerte por desnutrición, tal y como se plantea en la Declaración de los Objetivos de Desarrollo del Milenio del año 2000.

4. Que todos los ciudadanos –comenzando por los de nuestra Autonomía-, desde la demanda actual de mayor participación en la vida política y en las decisiones de los estados, tomemos conciencia de nuestra propia responsabilidad ante esta y otras tragedias similares y demos esos decididos hacia un nuevo modelo de convivencia y social donde los empobrecidos y más necesitados tengan un lugar referente y donde nuestro estilo de vida redunde positivamente en la construcción de un mundo en el que la solidaridad, la equidad y la justicia sean valores cotidianos.

5. Que, para hacer efectiva la propuesta anterior, todos los ciudadanos, se planteen reservar con carácter voluntario una cantidad similar al menos al 0’7% de sus gastos vacacionales para donarlos a favor de los Somalíes a través de las instituciones y organizaciones que mejor les parezca.
Ha de dolernos que, mientras nosotros gozamos de unas vacaciones –que consideramos merecidas e indiscutibles- muchas personas ni siquiera tengan
acceso a los alimentos mínimos para sobrevivir.

Leave a Comment