Condenamos las políticas europeas que han llevado a la muerte a más de 1100 personas en el Mediterráneo

By 0 Comment
inmigrantes-mediterraneo-lancha-644x362
  • Más de 1100 personas han fallecido ahogadas en el Mediterráneo en los últimos días, la mayor parte de ellas refugiadas que venían huyendo de conflictos bélicos.
  • Consideramos que los principios de solidaridad, acogida y fraternidad se corresponden con valores y obligaciones básicas de los derechos humanos y deberían guiar la acción europea dentro y fuera de nuestras fronteras.
  • Creemos necesario no sólo eliminar Tritón por convertir a Europa en una fortaleza frente a la miseria, sino también replantear las distintas políticas de desarrollo, mejorando la ayuda económica y humana a los países de origen, generando así políticas de fraternidad global. 

 

Tras los sucesos de los últimos días en aguas del Mediterráneo, desde el partido Por Un Mundo + Justo queremos expresar nuestro dolor e indignación ante la muerte evitable de más de 1100 vidas así como hacer un llamamiento a la ciudadanía a defender políticas de migración dentro de la Unión Europea, que generen un modelo más solidario, más fraterno y más acogedor hacia las personas que vienen de otros lados de nuestro mundo, buscando nuevas oportunidades, en algunas ocasiones, sus únicas oportunidades.

Más de 1100 vidas perdidas, nombres que nunca conoceremos y que parecen tener menos valor que otros sucesos trágicos que acontecen dentro de nuestras fronteras o en países más similares económicamente al nuestro. Ante tan dramática situación exigimos sensibilidad humana a los dirigentes de la Unión Europea. Una sensibilidad que no deje que tragedias como ésta queden en el olvido. Una sensibilidad que nos lleve a una acción política y social donde entre todos busquemos soluciones eficaces a esta situación.

Creemos firmemente que otro mundo más justo es posible, donde las fronteras no se abran solamente para el capital financiero sino también para las personas. Un mundo donde el miedo a los flujos migratorios desaparezca en pos de la fraternidad y la igualdad económica de los países y las personas que los habitan.

Defendemos que Europa debe ser más abierta y solidaria con quienes menos tienen y, de manera fundamental, respetuosa con los derechos de todas las personas, independientemente de su origen. Por contraste, asistimos a una política migratoria de criminalización de las migraciones causadas por la pobreza y el efecto huida de diversos conflictos, tanto bélicos como de persecución de derechos. Diversos elementos centrales de la normativa y políticas migratorias aplicadas en España y otros países miembros de la Unión traen como consecuencia graves violaciones de los derechos humanos, sobre todo los de los  más vulnerables: aquellos que llegan a nuestras tierras buscando mejores oportunidades –cuando no la única manera de seguir con vida-, pero que no cuentan con los medios para regularizar su situación ante la administración pública.

Defendemos una política migratoria acorde a otras referencias como la Declaración Universal de Derechos Humanos, que en su artículo 13 dictamina que toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado, así como a salir de cualquier país, incluso del propio, y regresar a su país.

Es por esto que exigimos a los líderes de la Unión Europea que solucionen con máxima prioridad una cuestión que ya se ha llevado demasiadas vidas y que podría resolverse dotando de recursos la atención humanitaria en el mar, promoviendo la solidaridad en la acogida entre todos los países de la Unión y no policializando el Mediterráneo, convirtiéndolo en la mayor fosa común del planeta.

Queremos construir otra sociedad que acoja, que valore la hospitalidad, del mismo modo en el que nosotros queremos ser acogidos y hospedados en otros países cuando tenemos que salir del nuestro buscando una oportunidad que no en España no se nos ofrece.

Porque buscar oportunidades en el extranjero no es ilegal, porque ningún ser humano es ilegal, queremos una sociedad más justa y acogedora con las personas migrantes.

 

NO SON LAS MAFIAS, ES EL HAMBRE.

LA ÚNICA MAFIA ASESINA ES UN SISTEMA QUE CONDENA A LA DESIGUALDAD.

¡NO MÁS GENOCIDIOS EN EL MEDITERRÁNEO!

TAGS:

Leave a Comment