España es el Octavo Exportador Mundial de Armas

By 0 Comment

Hace año y medio, muchos nos felicitábamos por la aprobación en el Senado de la Ley del Comercio de Armas (Ley 53/2007, de 28 de diciembre). Y hoy, 9 de julio de 2009día Internacional para la eliminación de las armas, desde el partido político Por Un Mundo Mas Justo nos preguntamos cómo de efectiva esta siendo esta ley en España.


 

El 24 de febrero las ONG´s Amnistía InternacionalFundació per la PauGreenpeace e Intermón Oxfam denunciaban en un comunicado de prensa, que España no estaba cumpliendo con la nueva ley de comercio de armas. Denunciaban, con datos en la mano, que España continuaba exportando armas a destinos preocupantes.

Con fecha 10 de junio de 2009, se informa que las exportaciones en materia de defensa en nuestro país se han incrementado en el 2008 hasta alcanzar la cifra de 934,4 millones de euros, casi 100 millones de euros más que el año anterior, “lo que ya le situaba a España en el octavo puesto entre los mayores exportadores de armas del mundo“.

Las expediciones a los países de la Unión Europea representaron un porcentaje inferior a lo que venía siendo tradicional, alcanzando en 2008 un 40,7% del total, frente al 59,8% del año 2005 o el 79,6% del 2004. Entonces, a quién estamos vendiendo el otro 59,3% de las armas de fabricación Española.

Las exportaciones a Estados Unidos suponen 2,4 por ciento del total general. Criticamos este hecho, ya que a pesar de que 147 Estados miembros de Naciones Unidas han apoyado la continuidad del proceso de creación de un Tratado Internacional sobre Comercio de Armas (TCA), Estados Unidos y Zimbabwe votaron en contra, ignorando el consenso mundial hacia el mismo.

Al margen del conjunto de países que componen la OTAN y la UE, se realizaron ventas por valor de 263,7 millones de euros que suponen un 28,2%, y que se repartieron entre 40 países, entre los que destacaron Marruecos, con un 12,2% de las ventas totales, (recordamos que este país está envuelto en un largo conflicto interno irresuelto y acusaciones de violaciones de los derechos humanos en el Sáhara Occidental).

Asimismo, fueron relevantes los envíos a Colombia (3,3%).Como ya nos recordaba Mabel González de Greenpeace: “Colombia lleva sumido desde hace más de cuatro décadas en un conflicto armado en el que todas las partes cometen graves violaciones de los Derechos Humanos. Por ello, se deben detener todas las exportaciones de material de defensa a las Fuerzas Armadas colombianas hasta que se hayan aplicado plenamente las recomendaciones formuladas por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos humanos”.

Pero, ¿cuáles son los otros 38 países? El 6% restante de las ventas no parece digno de mención en el informe. Algunos datos extraídos del desglose por categorías nos cuentan que vendemos a otros países tales como: Angola, que no ha realizado ningún informe de derechos humanos desde hace 13 años y donde se dan condiciones infrahumanas en las cárceles, hay detención arbitraria y desalojo forzado de gente sin la debida indemnización, hasta la censura de los medios de comunicación; Bolivia (ONU confirma violación a los Derechos Humanos en Pando, Bolivia el pasado 11 de septiembre), VenezuelaGhana (donde la pena de muerte y la violencia contra las mujeres siguen siendo omnipresente, a pesar de las nuevas leyes); Turquía (cuarta mayor deuda externa del mundo y con problemas graves como la mortalidad infantil, y cuyas importaciones de armas a lo largo de los años han contribuido a una parte significativa de la deuda acumulada); Ucrania (un país en el que, según el informe 2009 de Amnistía Internacional, persisten los malos tratos y la tortura bajo custodia policial, y los perpetradores de violaciones de derechos humanos gozaban de impunidad.)Guinea Conakry, dondeLa tortura y otros malos tratos siguen siendo práctica generalizada; IránChina, (donde no se respetan los derechos humanos y civiles yLibia (donde la libertad de expresión continua gravemente restringida y hay detención indefinida, malos tratos y ejecuciones), entre otros.

Además no aparece ninguna referencia al cumplimiento de la nueva ley respecto a las cláusulas de no reexportación incluidas en la ley, por las que el país receptor se compromete a no vender o transferir estos productos a un tercer país. “¿Hemos hecho firmar estas cláusulas a los países con los que hemos comercializado nuestras armas?. Deberían informarnos también de esto ya que es “una medida importante para evitar ‘desvíos’ de armas”. La ley establece que se podrán denegar esas autorizaciones cuando se trate de países sobre los que hay evidencia de desvío de armas.

TAGS:

Leave a Comment